Análisis del panorama electoral 

Politica

Junio 12  - 2018

Por Laura Carolina Cruz Soto

Armando Vargas, politólogo egresado de la Universidad Javeriana, consultor en estrategias y analista político, habló con periodistas de Hechoencali.com sobre la segunda contienda electoral, sobre las propuestas, los alfiles que están detrás de Iván Duque y Gustavo Petro, candidatos que quieren llegar a la Presidencia.

¿Cómo cree que serán las votaciones del 17 de junio?

Hay una polarización totalmente peligrosa. La clase tradicional: Pastrana, Gaviria, Samper, Vargas Lleras, los conservadores, los liberales quieren ser amigos del que va a ser el presidente; y la otra mitad, va a votar por el miedo a Uribe Vélez, Iván Duque o a Petro. También está el fajardismo que opta por el voto en blanco. Muchos dicen que el voto en blanco es un derecho legítimo de inconformidad, pero en primera vuelta, no en segunda. En segunda vuelta se toman decisiones. Uno no puede hacer una campaña de seis meses para después hacerse a un lado, y eso es algo muy grave, porque alguien tiene que ganar; y el ganador va a gobernar a todos, incluso a los menores de edad, al que votó mal. Estamos en dos extremos, y con esos dos extremos el cambio va ser brusco. La gente cree que no pasa nada, pero cuando empiecen a tomar decisiones van a pensar: "por qué no salí a votar".

También prima otro miedo, ahora es económico. La gente tiene miedo a ser pobre. Ya no está el miedo a que lo puedan matar, el miedo de las FARC; la nueva consigna es: usted puede ser pobre, usted puede perderlo todo. Pero la gente va a salir a votar por los candidatos que subieron el IVA y aumentaron las horas labores; esa es una de las incoherencias. Hace ocho años el miedo era quedarse sin trabajo, ese es el discurso económico que ha creado el uribismo, ya que no puede tener al caballito de batalla en las elecciones que era las FARC. Al otro lado está Petro con la idea: usted puede tener más si se esfuerza y el Estado le da las herramientas. 

¿Qué le hizo falta a fajardo para pasar a segunda vuelta?

A Fajardo no le faltó, sino que le afectó. Perdió los votos que necesitaba para pasar a la segunda vuelta por Claudia López, que le hizo perder muchos simpatizantes, quienes se hicieron a un lado y se fueron para la campaña de Gustavo Petro, quien a pesar de lo negativo o lo positivo que fue en la contienda, logró muchos seguidores que afectaron a De la Calle y a Fajardo. 

Por otra parte, Fajardo no hizo campaña política, él construyo su imagen por el acompañamiento de su equipo asesor. A partir de su perfil académico, un perfil que fue desvirtuado durante toda la campaña y que además no tuvo preparación para los debates. Sergio Fajardo cometió los mismos errores que cometió Antanas Mokcus hace ocho años. Cuando Fajardo descubre que es un potencial ganador empieza a hacer campaña, que fueron las última tres semanas de las votaciones, y toma posturas frente a diferentes temas, se vuelve critico argumentativo, pero para ese tiempo mucha gente ya tenía su voto definido. 

¿Aumentó el número de sufragantes en la primera contienda electoral? 

¿En qué consistieron las alianzas políticas de los candidatos a la presidencia?

Tradicionalmente en Colombia, el poder político siempre ha sido una palanca para grandes intereses, siempre han sido las empresas más consolidadas las que han controlado la política. Odebrecht puso en evidencia la ambición económica que hay detrás del poder. Gaviria, Pastrana, Germán Vargas Lleras son personajes que necesitan tener cuota política, conservar el poder, es lo único que saben hacer. Primero, comenzaron por ediles hasta llegar a grandes cargos; excepto, Germán Vargas Lleras, nieto del expresidente Lleras, desde niño siempre le martillaron la cabeza, que tenía que ser presidente; al igual que Juan Manuel Santos, que si no fuera presidente hoy, también estaría con Duque. Ellos están donde va estar el poder y donde pueda acceder a cuotas burocráticas. 

Mientras tanto, personajes como Petro y Antanas Mockus, candidatos que no vienen por una cuota política, no reciben ningún respaldo, porque la política en Colombia se basa en el clientelismo. Hemos cambiado el partido Liberal y Conservador por el partido de la U y el Cambio Radical, entonces Petro representa esa diferencia, que es votar por un gobierno distinto a la clase política tradicional.

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Sitio web realizado por loguitocol © 2014. Todos los derechos reservados