"Están matando más defensores de DDHH en el país" segunda parte 

Portada Informe Somos Defensores

Octubre 11 - 2017

Por juliana García

Carlos Guevara, periodista y Coordinador del Programa No Gubernamental de Protección a Defensores de Derechos Humanos, Somos Defensores, indicó que la forma en que se aborda el problema de la violencia contra los líderes sociales es invisible porque no hay una acción integral del Estado. Hechoencali.com habló con él y en esta segunda parte Habla de la falta de compromiso del gobierno para atender una situación que, según sus investigaciones, no se da por casos aislados sino que es estructural. Es por eso que el informe Agúzate, es el único en su clase sobre el tema de Defensores de derechos humanos y agresiones de las cuales los activistas son víctimas en el país.  

Mapa: Informe Agúzate de Somos Defensores 

Mapa agresiones defensores DDHH

Hechoencali.com ¿Cuál es la acción de respuesta del Estado frente al problema?

Carlos Guevara: La reacción del Gobierno siempre ha sido temporal y no plantean una solución a largo plazo. Por ejemplo, antes de que se acabara el conflicto y que tuviéramos esta situación. En febrero del 2016, cuando todavía no se había firmado el acuerdo, el índice de homicidios repuntó porque suele pasar que entre enero y marzo es donde se incrementan los homicidios.

HEC: ¿Hay una razón particular del incremento de los homicidios contra líderes sociales?

C.G: Los invito a que conozcan tres informes especiales que hicimos sobre las tres causas fundamentales de la violencia contra los líderes sociales en los últimos veinte años. Es una trilogía que se llama 'StopWars: pare la guerra contra defensores'. Está dividido en tres episodios: La impunidad contraataca, el lado oscuro de la fuerza y la amenaza del fantasma.

En ellos evidenciamos un patrón: son asesinados en sus casas, alrededor o en el trayecto de ella. Ese mismo ejercicio no lo hace el Gobierno para no tener que asumir que esto es un problema serio. La respuesta del Estado solo se da en casos muy fáciles de solucionar, pero en aquéllos en los que niveles políticos complejos no se tocan.

Por otro lado, en marzo de 2014 el fiscal Eduardo Montealegre habló sobre la capacitación a cincuenta investigadores especiales para el avance de las investigaciones por los crímenes contra defensores; en el siguiente año salió con la creación de la comisión especial de alto nivel y en 2016 anunció la creación de la comisión de alto nivel donde está el Vicepresidente en adelante. El chiste de este año fue decir que la comisión de seguridad que se deriva de los acuerdos de La Habana, esto significa que el Gobierno ha estado apagando un incendio con vasos de agua, sin darle una solución y sin querer ver que es un problema estructural.

HEC: En el caso de las defensoras, en este informe evidencian que en 2017 se incrementaron los homicidios con respecto al año anterior ¿Cuáles son las causas?

C.G: El fenómeno de atacar a defensoras de derechos humanos es creciente. En ese año después de que llega la última semana en agosto fue la primera visita de la comisión de víctimas de La Habana y estas mujeres de colectivos reciben una amenaza de las águilas negras. Son 80 amenazas en la primera y en la segunda 120. Esto indica que las mujeres dentro del proceso de paz han jugado un papel primordial en el movimiento social e impulso de la paz, colocándolas en el ojo del huracán.

Por ejemplo, en los feminicidios que ocurrieron ahorita en el primer semestre hay una situación de tortura que difícilmente habíamos visto en otros periodos, como es el caso de Edenis Barrera Benavides del Casanare, vicepresidenta de la defensa civil queda reconocida como una líder barrial. Es agredida con arma corto punzante, abusada sexualmente y dejada en un camino. Entonces, cuando inició el proceso de investigación dijeron que era un crimen pasional pero nosotros que conocemos esto por dentro, podemos decir que la Fiscalía tuvo dos teorías: que dos o tres de sus exparejas se habían puesto de acuerdo para asesinarla y la otra es que los miembros de la misma defensa civil de Aguazul de Casanare no estaban de acuerdo con su liderazgo como mujer y mandaron a que la asesinaran.

HEC: En el caso de los hombres ¿hay un incremento de tortura contra los defensores?

C.G: En el caso del líder Nelson Fabra Díaz en Córdoba, utilizaron los mismo métodos de tortura que en la guerra bipartidista: el corte corbata y le quitaron las uñas. Estamos hablando de niveles de premeditación en el sometimiento de esos líderes y eso pasa de agache para el Gobierno. Después de que se firma la paz con un grupo armado en la zona donde estaban, maten gente de filiación popular con altísimos niveles de tortura y no hay un análisis.

HEC: ¿Por qué los líderes campesinos e indígenas son los más vulnerables?

C.G: El índice de homicidio en este trimestre contra indígenas disminuyó significativamente por la salida de las FARC, ya que no hay teatros de operación en las selvas y bajan su nivel de afectación. Sin embargo, la tasa de agresión de líderes indígenas, campesinos, líderes comunales y comunitarios es muy alta tanto en homicidios como en otros tipos de violencias.

En conclusión

El programa Defensores se especializa en protección de líderes de derechos humanos y para Carlos Guevara es satisfactorio que otros estén escuchando el llamado de auxilio al documentar estos casos, independientemente de tener cifras distintas. En la conclusión del informe Agúzate se muestra que se sigue incrementando la violencia contra los activistas y esto tiene un componente más rural y regional que urbano. 

Lea aquí la primera parte de la entrevista

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Sitio web realizado por loguitocol © 2014. Todos los derechos reservados