En Colombia, a diario un niño o una niña pierden la vida en accidentes prevenibles. Primera parte

accidentes

Julio 27-2015

Como parte de la alianza informativa entre la Agencia PANDI y Hechoencali.com, compartimos la primera parte de un trabajo sobre las muertes de niños a causa de accidentes prevenibles en el que se revela que diariamente un menor de edad muere en Colombia por esta razón. Este informe fue realizado gracias a los aportes de Free Press Unlimited, War Child, la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, USAID, la Organización Internacional para las Migraciones, OIM, Aldeas Infantiles SOS y la Agencia de Comunicaciones PANDI. Construir entornos seguros para la niñez es una responsabilidad de todos.

• En el año 2014, más de 400 niños y niñas perdieron la vida en accidentes prevenibles, y en los primeros cinco meses de 2015 la cifra alcanza los 159 menores de edad que fallecieron por esta causa, según el reporte del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses –ICMLCF

• El hogar es el escenario en el que se presenta el mayor número de muertes de niños y niñas a causa de los accidentes prevenibles. Las principales víctimas están entre los 0 y los 4 años de edad. Cada 3 horas llega un niño o niña a Medicina legal por causa de un accidente prevenible.

• "Los accidentes ocurren en un segundo. La sensibilización para prevenir hechos lamentables como la muerte de un niño, solo se alcanzará cuando los seres humanos piensen en que 'existe un riesgo' que puede lastimar a mi hijo o hija". Doctora Olga Lucía Baquero Castañeda, médico pediatra de la Universidad Nacional. Especialista en Salud Pública y en Educación Médica.

"Niña de 1 año se ahogó en un balde con agua en hogar infantil del ICBF": El Universal, 02 de Junio de 2015; "Muere niño al caer de edificio del norte de Barranquilla": El Heraldo, 03 de agosto de 2013; "Muere niño al consumir soda cáustica": El Espectador, 13 de diciembre de 2010.

En Colombia, cada día muere un niño o una niña a causa de accidentes que pudieron evitarse dentro del hogar, la escuela, parques u otros espacios donde los menores de edad realizan la mayor parte de sus actividades lúdicas, educativas y familiares. De acuerdo con el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses – ICMLCF, durante el año 2014 se presentaron 3.040 casos donde los niños y las niñas sufrieron algún tipo de accidente como ahogamientos, caídas, asfixias, laceraciones y quemaduras. De ellos, 409 causaron la muerte del menor de edad siendo la franja de edad, entre los 0 y los 4 años, la más afectada, con el 47% de las ocurrencias.

Las cifras entregadas por Medicina Legal advierten que durante el 2014, los departamentos que más número de muertes por accidentes presentaron fueron: Valle del Cauca (7.1%); Santander, (6.4%) y Córdoba, Atlántico y Antioquia (6.1%). Pero estos son solo los casos que llegan al ICMLCF. Son miles de caídas, casi ahogamientos, cortaduras que se resuelven dentro del mismo hogar, por no ser letales o graves, o en la farmacia de la esquina, otra gran cantidad llegan a los centros de salud, hospitales y nunca pasan por un examen ni estadística forense.

¿Accidente o maltrato?

Cuando se habla de un accidente, se hace referencia a un suceso que ocurre de manera inesperada y causa daño a quien lo sufre. Es un hecho independiente de la voluntad de una persona que se refleja en una lesión del cuerpo o de la mente y deja de calificarse como accidente cuando el suceso que causa daño es provocado intencionalmente por otro ser vivo. Pero al referirse a un accidente prevenible, se trata de un suceso que puede evitarse y que para el caso de los menores de edad víctimas de estos hechos, se califica como violencia por negligencia y toda la responsabilidad recae sobre los adultos que están a cargo del cuidado de estos niños y niñas. Fuente: Agencia PANDI.

La médica pediatra Olga Lucía Baquero, asegura que "Los accidentes ocurren en un segundo. A su vez dependen de la edad en la que están los niños. Por ejemplo, el que la mayoría de los casos ocurran en la primera infancia invita a pensar en que en esta etapa los niños tienen condiciones particulares, diferentes a las de los adultos, el niño está aprendiendo a gatear, a caminar, a correr, a comer, está explorando y desconoce el riesgo, por ende, es el adulto quien debe pensar en el riesgo y quien debe acompañar al niño en sus primeros pasos. Si esta misión no se cumple, se presentan, por ejemplo las caídas, que son la principal causa de accidente en los niños menores de 5 años".

De acuerdo con especialistas en el tema, la importancia de tener un sitio seguro para los niños, radica en que las personas entiendan que los ambientes en los que ellos se encuentran, deben contar con las condiciones necesarias que ayuden a disminuir riesgos físicos y biológicos que puedan afectar su salud e integridad personal. Al actuar negligentemente, la familia, la sociedad y el Estado, como corresponsables de la garantía de los derechos de los menores de edad, fallan en su misión de protegerlos, lo que se convierte en un tipo de violencia hacia ellos.

Es prudente recalcar que el desconocimiento o la omisión de acciones que podrían evitar que un niño o una niña resulte herido o lastimado por un hecho accidental o violento, se constituye en una forma de maltrato hacia la niñez y la adolescencia. 

 Otras notas

Accidentes niñez


La niñez y los accidentes prevenibles. Segunda parte 

 
 

Accidentes de niños 
La niñez y los accidentes prevenibles, tercera parte

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Sitio web realizado por loguitocol © 2014. Todos los derechos reservados