Derecho al trabajo: la informalidad

Destacada informalidad

 Mayo 11-2014


Por Mónica Becerra

Cuando usted escucha el término informalidad, inmediatamente viene a su cabeza aquella persona que vende minutos de celular en la calle, o aquel vecino que tiene un puesto de arepas en el garaje de su casa. Tiene razón, aunque seguro olvida que la informalidad no es solamente estar al margen de un contrato laboral que lo vincule a una empresa.

Y aunque cada nación tiene una legislación propia para definir la economía informal, la Organización Internacional del Trabjo (OIT) dice sobre el tema: "La economía informal genera entre la mitad y las tres cuartas partes de todo el empleo no agrícola en los países en desarrollo. Aunque no es posible generalizar con respecto a la calidad de los empleos informales, con frecuencia implican malas condiciones laborales y está relacionada con el aumento de la pobreza. El empleo informal puede tener características como falta de protección en casos como el no pago de salarios, obligación de hacer sobretiempo o turnos extraordinarios, despidos sin aviso ni compensación, condiciones de trabajo inseguras y ausencia de beneficios como las pensiones, el reposo por enfermedad o el seguro de salud."

Algunas de esas características las cumple *Camila, una mujer caleña que ha vivido en carne propia la frustración de no encontrar un trabajo digno y de acuerdo a su formación profesional.

Camila: 273 días después

698 hojas de vida envió *Camila, en 39 semanas o si lo prefiere en 273 días para conseguir un empleo. Profesional con tres años de experiencia, 23 años y becada dos veces durante su carrera. Cumplía con muchos requisitos para conseguir un vacante en su campo pero no fue así.

Gráfica Camila

Desde diciembre de 2011, y después de haber laborado en un departamento de la universidad en la cual estudio, empezó a enviar hojas de vida. Al no conseguir un empleo estable decidió tomar las opciones que se le presentaran. Es así como estuvo vinculada a 6 trabajos pero en ellos solo obtenía auxilio de transporte y a veces comisiones. No podía pagar Eps ni aportar a un fondo de pensiones "La pensión es como una leyenda, algo que no disfrutaré" dice Camila

Actualmente labora en una empresa de informática, tiene buenas recomendaciones, trabaja 40 horas semanales, ha cumplido metas y se gana 650 mil pesos mensuales. Su jefe le dijo que por haber conseguido dos citas importantes para cerrar contratos tiene derecho a comisión y a un incremento en su salario que al final del mes le representará 170 mil pesos más. Hoy tiene contrato por seis meses y se siente estable laboralmente, pero es consciente de que por su experiencia y formación profesional, otra debería ser la historia. Al menos lo que gana debería estar cerca al 1.550.000 pesos mensuales que dice el Ministerio de Educación Nacional es el salario de los profesionales recién egresados en Colombia. 

"Es frustrante tener experiencia, hacer cursos para estar actualizada y que no te valoren como profesional, por eso también pido que cambien mi nombre, porque la historia de mi búsqueda laboral es patética" sentencia *Camila.

*Nombre cambiado a petición de la fuente

Info informalidad

 

Enlaces de interés

El trabajo informal no es excusa para no cotizar pensión

Economía Informal OIT

Resolución relativa al trabajo decente y la economía informal

 

Otras notas de esta serie: 

Jubilarse en Colombia, un viacrucis

Derecho al trabajo, tercera parte

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Sitio web realizado por loguitocol © 2014. Todos los derechos reservados